Gestión del tiempo

Todo lo que debes saber para lograrlo

¿Cómo puedo gestior el tiempo de manera eficiente?


Eres emprendedor o profesional en relación de dependencia, con responsabilidades y obligaciones…Tu trabajo, tu familia y tu hogar dependen de vos y sentís que el día no te alcanza para hacer todo lo que querías hacer, todo lo que te habías propuesto hacer.  

No te queda “nada” de tiempo para vos. Llegas al final del día y pensás:

¡no me da la vida! 

¿Cuántas veces te has quejado de no tener tiempo suficiente? , ¿Cuántas veces haces y haces y no llegás a ningún sitio? , ¿Te sientes identificado?  Si es así, te cuento que si lo que hacés no es útil para conseguir tus objetivos, todos tus esfuerzos habrán sido en vano y no habrán  servido para nada.

Para que esto no nos suceda, en este artículo, quiero hablarte de algunos pasos a tener en cuenta a la hora de gestionar tu tiempo.

Conócete a ti mismo: Para aprender a gestionar mejor nuestro tiempo, primero tenemos que identificar que sabemos hacer, en qué invertimos nuestro tiempo.  ¿A qué te gustaría dedicar más tiempo? ¿Qué te impide lograrlo ahora?  Saber que haces y en qué inviertes tu tiempo es el primer paso.

Prioriza tus tareas y agrupa las que son similares: Si todas tus tareas te parecen igual de importantes, ninguna es relevante. Agrupar tareas nos permite aprovechar mejor nuestra energía y concentración. Te propongo que escribas cinco tareas que tengas que hacer mañana y ordénalas del 1 al 5 por importancia.

Esto te va a permitir ir concretando una tarea a la vez.  Llegarás al final del día satisfecho de haber avanzado en cada una de ellas.

¿La tarea planificada es urgente o importante? Organiza tus tareas según su grado de urgencia o importancia.  Pero, ojo! Las urgencias de los demás no tienen por qué convertirse en tus urgencias. Pero, ¿sabes distinguir entre lo urgente y lo importante? ¿Conoces la diferencia?

Lo urgente es aquello que requiere una atención inmediata.  Por ejemplo, cuando una tarea o un proyecto es urgente pasa a requerir toda nuestra atención y nos focalizamos en ello.

Lo importante está relacionado con las tareas a largo plazo, aunque repercute y mucho en nuestros objetivos propuestos.

Por ejemplo, urgente es contestar una llamada telefónica, arreglar un problema con un cliente, entregar un proyecto a tiempo. Importante es tener una página web, dedicar tiempo a formación, a investigar, a leer sobre algo que nos atrae, hacer brainstormings, mejorar el producto o servicio.

Espero que haya quedado clarisimo, recuerda, identificá esas tareas del día a día y resuélvelas poco a poco. 

Bloquea tu tiempo:  ¿Esto qué es? Simple: si es importante para ti hacer algo, debes encontrar tiempo para hacerlo. Más claro que eso, imposible de explicar.  Dedicar tiempo a lo que nos llevará a sentirnos bien es fundamental para nuestra motivación, para el rendimiento y para ser más productivo.  Reserva tu espacio para hacerlo, ¡no lo olvides!

Identifica tus distracciones y encuentra la solución a tus distracciones: ¿cuáles te impiden concentrarte habitualmente? Si te resulta más fácil, escribe 5 distracciones habituales que tienes y escribe qué harás para disminuirlas.

Diseña tu pomodoro ideal: ¿Cuánto tiempo puedes mantener la concentración? Diseña tu pomodoro ideal indicando a continuación tus tiempos de trabajo y de pausa.  

Investiga de la “Técnica Pomodoro” si no lo conoces, fue originalmente concebida a finales de la década 1980-1990.  El nombre de la técnica viene de un temporizador de cocina con forma de tomate (pomodoro en italiano). El elemento de medida fundamental dentro de esta técnica es el «pomodoro», que tradicionalmente se define como un tiempo de 30 minutos dividido en 25 minutos de trabajo y 5 de descanso. Aunque se recomienda actualmente un descanso más largo, de 15 a 30 minutos, después de cada 4 pomodoros.

Toma acción:  ¿Cuál es la siguiente acción que vas a realizar para ganar tiempo en tu día a día?  ¿Y cuándo lo vas a hacer? Ponte una fecha concreta.  Plantea tus objetivos a corto plazo, pero pon un día, un horario.  ¡Escríbelo! de esa manera nuestro cerebro afianza lo que le decimos.

La gestión del tiempo mejora nuestra productividad y nuestra calidad de vida.

Las personas poco productivas no son vagas, suelen ir como pollos sin cabeza (como lo dicen en Spain), y tienen siempre la sensación de llegar tarde y hacer mal las cosas.  

Recuerda: Conócete, Prioriza, Planifica, Bloquea tu tiempo, Identifica distracciones y vé eliminandolas de tu día, Diseña tu Pomodoro y ¡manos a la obra!

Espero que puedas poner en práctica estos pequeños pasos para ir concretando objetivos en el tiempo marcado.

Con cariño, Romi.




Abrir chat
Hola, en que puedo ayudarte?