Objetivos SMART

Metodología SMART, ¿que es y para qué sirve?

Muy buenas,

Un nuevo año inicia, y seguramente propósitos, metas, objetivos, planes…son palabras que resuenan en nuestra cabeza. Palabras típicas de estas fechas, planes que nos proponemos a realizar, cosas que queremos alcanzar…

Si alguna vez has comenzado algo y lo has dejado a medias, o ves que no tienes energía o fuerzas para continuar algo que te has propuesto, te sugiero que leas el artículo y aprendas sobre la metodología SMART. Con ella, podrás finalizar cualquier cosa que te propongas sin problemas.  

Te llevará a conseguir los objetivos que te propongas tanto en lo personal como en lo profesional. Es un método muy efectivo, ya lo verás.

¿Qué significa SMART?

Vamos primero con la definición de qué son los objetivos SMART para ayudarte a entender mejor cómo plantearlos. Smart significa inteligente en inglés. Podríamos decir que es una manera inteligente de plantearse las metas que tenemos cada uno de nosotros.

Aunque en realidad la palabra SMART nos sirve de referencia para entender cómo tienen que ser los objetivos. SMART es un acrónimo en inglés que significa:

S – Specific (Específico)

M – Measurable (Medible)

A – Achievable (Alcanzable)

R – Relevant (Relevante)

T – Time (Tiempo)

Estaría bien que lo pasarás también por el siguiente filtro:

S – Significante

M – Motivador

A – Alineado con tus valores

R – Orientado a Resultados

T – Tangible

Este segundo filtro nos ayuda aún más a definir los objetivos. A estar seguros de que vamos por el buen camino. 

Específico (Specific)

Establecer objetivos específicos será el primer paso del método SMART. 

Debes comenzar por metas simples y claras. Debe ser lo más concreto posible. 

Para establecer este punto, puedes hacerte varias preguntas como:

¿Qué quiero lograr exactamente? ¿En qué espacio físico voy a trabajar para conseguirlo? ¿En qué plazo de tiempo debo alcanzarlo? ¿Cuáles son mis fortalezas y debilidades? ¿Cuáles son mis oportunidades y mis amenazas? ¿Qué beneficios obtendré si lo consigo?

Por ejemplo:

  • Quiero adelgazar (No es concreto)
  • Quiero perder 5 Kilos (Es algo más concreto y específico)

Medible (Measurable)

Cualquier objetivo que marques debe ser medible, por lo que ha de ser una meta cuantificable.

Tienes que marcarte unos indicadores y así poder ir avanzando en tu camino. Te pondré algunos ejemplos:

  • Si quieres adelgazar – Los kilos es tu indicador para saber si vas por el buen camino.
  • Quieres estar más sano – La cantidad de verdura y fruta que estás incorporando en tus platos, te servirán como medidor de tu objetivo

Otro ejemplo:

  • Quiero leer más (no se puede medir).
  • Leer 20 páginas al día o leer 30 minutos antes de dormir. Este ejemplo sí es medible.

Puedes medir tus objetivos planteados llevando un calendario, un blog, o una libreta donde puedas ver el proceso semanal, mensual y general para alcanzar tu objetivo.

Alcanzable (Attainable)

No sirve de nada establecer objetivos que no puedas lograr. Plantearse metas imposibles no te llevarán a ninguna parte.  El objetivo debe ser realizable, ambicioso, pero no imposible de lograr. Considera hacerte las siguientes preguntas:

 ¿Tengo las habilidades necesarias para alcanzar este objetivo? Si no las tengo, ¿podría desarrollarlas? ¿Qué haré para desarrollarlas?

Cuando te marques un objetivo, piensa que tan lejos está de donde estás hoy.

Por ejemplo:

  • Si nunca has hecho ejercicio, como pretendes ahora, a tus 40 años, hacer una maratón el próximo mes. Aunque te pongas a entrenar desde hoy, si parte de 0, en un mes no alcanzarás la fuerza y resistencia necesaria.

El objetivo tienes que poder verlo. Tiene que ser alcanzable para ti. Cuando hayas llegado allí si quieres continuar ya te marcarás otro.

Relevante (Relevant)

Debe generar un efecto significativo dentro del proyecto Debe haber una buena razón para conseguir tu objetivo, una meta orientada a resultados.

Márcate metas realistas y que tengan sentido para ti. Piensa: ¿es importante para ti correr la maratón?, ¿tiene algún significado?

Un objetivo puede ser alcanzable, pero no realista si no se fundamenta en su propia realidad.  La motivación es fundamental para alcanzar una meta. Hazte las siguientes preguntas:

 ¿Este objetivo es realista? ¿Estoy considerando mis habilidades y puntos débiles?

En el tiempo (Timely)

Cada objetivo debe estar definido en el tiempo, ya que nos ayudará a marcar las distintas etapas que nos permitirán llegar a la meta propuesta.Tiene que tener una fecha de finalización. Cuando pones fecha de finalización te comprometes a hacer todo lo posible para lograrlo.

Debes definir el plazo concreto que tardarás en conseguir el objetivo. Este periodo no debe ser ni tan corto que se haga imposible conseguirlo, ni tan largo que cause dispersión de la iniciativa.

Conclusiones sobre el método SMART

En resumen, la metodología SMART te ayuda a focalizar tus metas, manteniendo presentes tus objetivos iniciales, permitiendo hacerles seguimiento y llevar a cabo acciones para cumplirlos. Definir objetivos hace que dirijamos nuestras acciones y esfuerzos hacia lo que queremos conseguir.

Te propongo que lleves a la práctica esta metodología, escribas tus objetivos en papel y analices cada uno de ellos teniendo en cuenta los 5 elementos indispensables ya expuestos y vamos a cumplir metas y propósitos.  Seguro es un primer paso que te servirá para encarar el nuevo año con otra energía y con otra visión.

Y recuerda:

“ Un viaje de mil millas comienza con un primer paso”

(Tao Tzu)

Ahora que ya sabes como construir objetivos inteligentes, elige 3 objetivos que quieras alcanzar con tu proyecto de Marca Personal.

Intenta desglósarlos como lo hemos visto en este artículo. Por ejemplo, puedes centrarte en áreas como:

Incrementar red de seguidores, crear comunidad

Posicionarte como referente en el mercado

Aumentar tus ingresos

Espero te haya servido de ayuda y te invito a que compartas mi publicación a quien consideres que le puede ayudar y valores la misma con un like. 

Con cariño, Romi




Abrir chat
Hola, en que puedo ayudarte?